Jugar en la cocina para aprender más

Te presentamos distintas maneras en las que los niños pueden jugar en la cocina de forma segura

La cocina es uno de los lugares de la casa más atractivos para los niños curiosos. Sin embargo, algunas somos muy aprehensivas cuando se trata de dejarlos entrar a ella y sin querer dejamos fuera del juego a nuestro pequeño con potencial de chef. Por suerte, sí hay formas de dejarlos jugar en la cocina manteniendo la seguridad.

Permitirles jugar en la cocina o acompañarnos mientras preparamos ciertos platillos

Cocinar puede ser muy estimulante para ellos, además les enseña mucho sobre el trabajo en equipo. Los niños que juegan en la cocina, con ingredientes reales e instrumentos seguros, ganan más confianza e independencia, más destreza manual, capacidad de concentración y habilidades sociales. Además es un gran truco para que prueben distintos alimentos y desarrollen su sentido del tacto y del gusto a partir de una actividad que perciben como divertida.

Si no sabes por dónde empezar a integrarlos o cómo hacer para que se convierta en una tradición en casa, puedes seguir estos pasos:

  1. Elige recetas fáciles y sencillas que puedas hacer con ellos. La mayoría de las mamás que involucran a sus hijos en la cocina prefieren hornear, así que considera algo como galletas, pizza o un pastel.
  2. Organiza los ingredientes en una alacena que esté a su altura y cuando toque el momento de cocinar, pídele que te vaya pasando los ingredientes.
  3. Midan y pesen todos los ingredientes juntos, pero cuando toque hacer integraciones, deja que ellos lo hagan.
  4. Pueden tomar turnos para hacer las mezclas, sobre todo porque algunas necesitan alcanzar cierta consistencia y batir o amasar mucho puede ser cansado.
  5. Nunca dejes a los niños cerca de la estufa.
Mecedora XXL en Tierra


Toma en cuenta las actividades que pueden hacer según su edad:

Niños menores de un año

Con los niños más chiquitos, deja que todo sea una aventura sensorial. Dales ingredientes para que tocan, huelan, saboreen y se diviertan.

Ponlos en una sillita alta para que puedan observar todo el proceso de la cocina y platícales que estás haciendo.

Niños entre 1 y 2 años

Consigue para ellos un cuchillo adecuado para su edad y enséñales a picar frutas suaves y sencillas como la banana.

Déjalos agregar y mezclar ingredientes. Esta es la edad perfecta en la que pueden pasarte todo lo de la lista desde la alacena y hacer pequeñas tareas como ayudarte a poner la mesa.

Niños de 3 años en adelante

A esta edad ya están más listos para tareas un poco más complicadas siempre y cuando tengan supervisión. Pueden seguir instrucciones de forma secuencial,  pero siempre recuerda conseguirles instrumentos de cocina adecuados para su edad.

¿Tienes un picky eater? Jugar en la cocina les permitirá interesarse más por la comida y también puede ser una gran oportunidad para trabajar su motricidad fina con algo tan simple como ¡Untar mermelada a un pan!

Mantel Montessori en color Terracota
Lo único que te recomendamos es que no los presiones y que mantengas tus expectativas a un nivel adecuado para ellos. A veces harán un desastre, no picarán perfecto algún alimento o se les olvidará agregar algún ingrediente, no lo tomes con seriedad, recuerda que debe ser una actividad divertida, sana y diseñada para desarrollar su confianza.

Bonus Tip:
Conoce los platos de Bambú de @ohmycocomx ideales para minimizar accidentes y ¡Hacer la hora de la comida más divertida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.